viernes, 19 de noviembre de 2010

Reos


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Todos queremos lo que no estamos dispuesto a dar por el otro... ¿qué raro no?

Saludos

J.

Ricardo dijo...

Muy bueno, Alecus